¿Qué Comenzó el Big Bang?

NeoCosmos Oficial
Compartir en:

La verdad es que no sabemos qué originó el Big Bang, como muchas otras cosas referentes al universo, se trata de un completo misterio. Esta teoría sobre el origen del cosmos es una concepción sobre la historia del tiempo, del espacio, de la materia y de la energía. El universo ostenta unos 13.800 millones de años en su haber y, aunque inmenso en proporciones infinitas, si retrocedemos esa misma cantidad de tiempo, nos encontraríamos con un universo muy pequeño, según las observaciones de los científicos.

La mejor hipótesis

Big Bang

La teoría del Big Bang afirma que el universo estaba en un estado de muy alta densidad y luego se expandió. Foto: Pixabay.com

Los estudiosos también sugieren que durante su primera fracción de segundo el cosmos experimentó una expansión tremenda, para luego esta irse desacelerando gradualmente. No obstante, tuvieron que pasar cientos de miles de años para que la primera forma de átomo se formara, siendo esta el hidrógeno. Y así, fue el hidrógeno quien empezó a engendrar estrellas y galaxias.

Después de miles de millones de años, la Tierra y todo lo que en ella habita, deben su origen a una sola estrella; cada átomo en tu cuerpo, por muy complejo que sea, nació en algún punto del tiempo hace 13 mil millones de años en alguna estrella. Durante este período, el universo ha seguido expandiéndose. Incluso, de acuerdo con las últimas observaciones, tal expansión se acelera cada vez más.

La idea del Big Bang concuerda con todos estos estudios, por lo que es el mejor postulado para dar explicación al principio del cosmos.

Preguntas sin respuestas

Sin embargo, la teoría no es perfecta, no tenemos idea de por qué el universo se expandió súbitamente durante el primer segundo y luego se desaceleró. Tampoco sabemos por qué su expansión se acelera nuevamente, ni por qué existen algunas fuerzas que controlan el universo. Mucho menos conocemos qué dio origen al Big Bang.

Big Bang

Después de la expansión inicial, el universo se enfrió lo suficiente para permitir la formación de las partículas subatómicas y más tarde de simples átomos. Foto: Pixabay.com

Telescopios como el Murchison Widefield Array, son capaces de realizar observaciones que nos ayudan a entender cómo evolucionó el universo.

Pasaron cientos de años antes de que formulara la hipótesis del Big Bang y pasará mucho tiempo antes de encontrar una mejor alternativa. Sin duda, muchos científicos especulan sobre el principio del cosmos, pero no pueden ser defendidas si no contemplan los estudios hechos hasta ahora.

Mientras tanto, el futuro se muestra prometedor. Con la tecnología de hoy podemos construir artefactos capaces de destruir partículas, lo cual podría revelar qué sucedió justo después del Big Bang. Igualmente, es posible construir potentes telescopios para observar en detalle estrellas y galaxias. Utilizaremos todos estos recursos con el fin de dilucidar qué aspectos de la teoría del Big Bang son ciertos y cuáles no.

En ocasiones, las nuevas ideas tardan años en desarrollarse y otros tantos en considerarse. A veces, las nuevas hipótesis aparecen en la mente de las personas demasiado rápido. Necesitaremos de todas estas nuevas teorías para abrir nuestro entendimiento y resolver los misterios del universo.

Compartir en:

DEJA TUS COMENTARIOS

>