La Búsqueda de Exoplanetas y la Zona de Habitabilidad

NeoCosmos Oficial
Compartir en:

Buscando planetas que sean habitables

Las condiciones de vida en el espacio exterior son técnicamente impredecibles, por lo que resulta difícil identificar exoplanetas que sean habitables y con el potencial no sólo para recibir seres humanos, sino también acoger el desarrollo de la especie. Esto no significa que la búsqueda de nuevos posibles hogares para la humanidad haya sido en vano. La NASA, así como otras agencias espaciales alrededor del mundo, han identificado un gran número de exoplanetas similares a la Tierra, especialmente con la ayuda las dos misiones Kepler.

Para facilitar la detección de mundos cuyas condiciones para la vida humana sean las apropiadas, un equipo de astrónomos ha desarrollado un novedoso método que mide el potencial habitable de los planetas.

En un reciente artículo publicado por la revista The Astrophysical Journal, el autor principal Yuka Fujii, perteneciente al Instituto Goddard de Estudios Espaciales (GISS), de la NASA, propuso junto a su equipo un modelo científico capaz de calcular las condiciones atmosféricas de cualquier exoplaneta y en tres dimensiones.

“Utilizando un prototipo que simula de forma muy realista las propiedades atmosféricas de los astros, descubrimos un nuevo proceso que define la habitabilidad de los exoplanetas, pudiendo así establecer qué mundos merecen la pena ser estudiados en profundidad”, comentó Fujii.

Concretamente, el modelo permitirá a los investigadores identificar la zona de habitabilidad de un sistema planetario, donde la distancia de los potenciales exoplanetas habitables respecto su estrella matriz, es similar a la que existe entre el Sol y la Tierra.

Exoplanetas habitables

Los exoplanetas habitables deben estar dentro de la zona de habitabilidad para que puedan reproducir vida. Foto: Nasa.gov

Redefiniendo la zona habitabilidad

Según los científicos, si un planeta se encuentra excesivamente cerca de su estrella, sería demasiado caliente como para permitir que el agua se acumule en los océanos o permanezca en la atmósfera. Por el contrario, un planeta situado excesivamente lejos de su estrella madre, sería muy frío para albergar agua en estado líquido, pues esta se congelaría.

Aunque esto pueda ser cierto en la mayoría de los exoplanetas, no se aplica en aquellos que tienen una rotación lenta y que orbitan alrededor de estrellas de baja masa. Para tales casos y utilizando el nuevo modelo, los astrónomos sostienen que la zona habitable podría estar relativamente más cerca de la estrella.

“Descubrimos el importante papel que juega el tipo de radiación emitida por una estrella, así como sus efectos, sobre la circulación atmosférica de un exoplaneta”, explicó Fujii. Hay ciertas condiciones que permiten la permanencia del agua dentro de planetas que están relativamente cerca de su estrella madre, siendo estos habitables a pesar de su proximidad.

Con este modelo, los astronautas pueden ahorrarse mucho tiempo a la hora de decidir cuáles exoplanetas merecen la pena  ser estudiados en profundidad. “La tecnología actual será empleada para detectar pequeñas cantidades de vapor de agua en las atmósferas de los exoplanetas”, comentó el coautor del estudio, Anthony Del Genio. “Si hay suficiente H2O, probablemente signifique que el planeta está en estado de invernadero”.

Exoplanetas habitables

La extensión de las zonas habitables varía entre las estrellas más masivas que el Sol (arriba) y las de menor tamaño (abajo). Foto: Wikimedia.org

A pesar de esta extraordinaria eficiencia de recursos en la búsqueda de potenciales hogares para la humanidad, estamos lejos aún de incrementar nuestra presencia en el Universo. Los exoplanetas habitables están muy lejos, de hecho el más cercano, Próxima Centauri b, se encuentra a 4.22 años luz de distancia, incluso con la nave más rápida construida hasta ahora, la New Horizons, demoraríamos 78.000 años llegar.

Por lo que para que realmente lleguemos a vivir en algún eventual exoplaneta capaz de albergar vida humana, sin duda tendremos que diseñar nuevas y revolucionarias formas de propulsión. Por el momento, los viajes intergalácticos siguen siendo parte de la ciencia ficción.

Fuentes: Slashgear.com, Futurism.com, The Astrophysical Journal.

Compartir en:

DEJA TUS COMENTARIOS

>