Stephen Hawking: “Necesitamos Una Nueva Era Espacial”

NeoCosmos Oficial
Compartir en:

Una nueva era

El famoso profesor de astronomía Stephen Hawking tiene la edad suficiente para recordar la primera era espacial que se produjo a mediados del siglo XX. Durante la mayor parte de los años 50 y 60, los científicos de la NASA se vieron envueltos en la famosa “carrera espacial” contra naciones de todo el mundo. Todas tenían un objetivo claro, poner el primer hombre en la Luna. Fue un momento muy emocionante para la humanidad y gracias al cual se obtuvo mucha información sobre la Tierra y el espacio exterior.

Hoy, habiendo conquistado ya el aterrizaje lunar, miramos a nuestro vecino, Marte. Cortesía de empresas privadas como SpaceX y otros incipientes programas aeroespaciales promovidos por gobiernos de varios países interesados en el planeta rojo, parece que estamos entrando en una nueva era espacial.

La revista estadounidense Wired recientemente estuvo en el festival espacial Starmus Festival 2017, donde hicieron acto de presencia varias de las mentes más brillantes del mundo astronómico. Entre ellos, el más notable sin duda era el conocido físico Stephen Hawking.

El profesor Hawking siempre ha sido muy tajante con sus opiniones sobre el cambio climático, los viajes espaciales y otros temas controversiales de interés científico. Incluso, ha llegado a decir que está: “convencido de que los humanos necesitarán abandonar la Tierra”.

Pero él no es el único con esa visión del futuro. En una entrevista concedida al portal web Futurism.com, Buzz Aldrin, el segundo hombre en pisar la Luna, también afirmó que los humanos tienen sus días contados en la Tierra.

Según explicó el astronauta retirado, los esfuerzos de colonización espacial deben estar enfocados en Marte. “Es hora de pensar seriamente acerca de cómo sería la vida en nuestro vecino rojo (refiriéndose a Marte)”.

La empresa privada SpaceX planea llevar la primera tripulación humana a Marte en 2024. Foto: SpaceX.com

Punto de no retorno

Hawking no dudó en sostener que tenemos que “…seguir rigurosamente un programa de exploración espacial, con la mira puesta en colonizar, eventualmente, aquellos planetas aptos para albergar seres humanos”.

Al igual que Aldrin, el destacado físico cree que ha llegado el momento de empezar a buscar otro planeta el cual hagamos nuestro hogar, pues hemos ocasionado un daño irreparable en la Tierra. Hablando sobre la responsabilidad del hombre por el estado de nuestro mundo, Hawking declaró con valentía: “Creo que hemos llegado a un punto de no retorno”.

Si bien no toda la comunidad científica está de acuerdo, lo cierto es que la precaria realidad de la Tierra continuará empeorando si la humanidad no comienza a actuar hoy. “Encontrar un lugar distinto a la Tierra para albergar la vida humana” dijo Hawking, será necesario si nuestro objetivo es perdurar en el tiempo.

La NASA, SpaceX y Blue Origins están a la vanguardia de esta nueva era y junto a las opiniones de Hawking, significan una buena señal de apoyo a esta emergente etapa de innovación aeroespacial.

La primera gran carrera espacial intentó demostrar que los viajes fuera de la Tierra no sólo eran posibles, sino que además podíamos aprovecharlos para llegar hasta la Luna. Si verdaderamente estamos frente a una nueva era espacial (la segunda), entonces nuestros objetivos son ahora mucho más ambiciosos. Quizás no todos compartan la idea de que necesariamente debamos abandonar la Tierra, como expone Hawking, pero este renovado interés por la exploración del cosmos está impulsado en gran parte por el atractivo de llegar a Marte. De la misma manera en que alguna vez soñamos con poner un ser humano en la Luna.

Nueva era espacial

El 20 de julio de 1969 fue la fecha en la que el primer hombre tocó la superficie lunar. Foto: Unsplash.com

Como lo afirmó Aldrin: “El viaje espacial es una gran unificador. Captura nuestra imaginación colectiva, alienta nuestra curiosidad e inspira nuestra creatividad”.

Sin duda en este proceso exploraremos las profundidades más grandes del espacio y veremos más de lo que nunca antes habríamos imaginado. De la misma forma que lo hicimos hace medio siglo cuando avivamos nuestra curiosidad sobre la Luna, hoy nuestros corazones y nuestras mentes están comprometidos a no sólo explorar, si no también a colonizar otros mundos distantes y cautivadores.

Fuentes: Futurism.com, Wikimedia.org, Nasa.gov

Compartir en:

DEJA TUS COMENTARIOS

>